Noticias

Noticias y Actualidad


26.01.2017

Las cadenas y su colocación

Imagen Grande

Frente una nevada, tenemos que llevar en nuestro vehículo cadenas o fundas para seguir circulando. Es importante también, rodar con neumáticos de contacto, que nos ayudarán en estas difíciles circunstancias.

 

En el momento de elegir cadenas para rodar en la nieve como usuarios, tenemos dos opciones:

 

Cadenas metálicas: En este caso van en el eje motriz del vehículo, son duraderas y resistentes aunque en condiciones de fríos y humedad pueden llegar a ser complicadas de colocar. En un vehículo con tracción a las cuatro ruedas siempre irán en el eje delantero y no puedes pasar de los 30km/h.

 

Su colocación:

 

Desabroche las cadenas y introduzca el extremo de las cadenas por detrás de las ruedas del vehículo.

 

Una los dos extremos por el centro, cierre el aro interior y céntrelo por el centro del neumático.

 

Apriete la cadena y ate bien atado el sobrante para que no golpee con la rueda.

 

Evite acelerones y frenadas bruscas. Una vez terminado el tramo de nieve, retírelas.

 

Una vez retiradas, lávelas y séquelas para evitar que se dañen por culpa de la sal del asfalto.

 

Fundas de nailon:

 

La colocación es muy simple, se tienen que poner abrazando el neumático por arriba y bajando hasta poder abrazarlo por detrás.

 

Una vez tengas colocadas las fundas, deberás dejar rodar el coche dejándole avanzar unos centímetros para que la rueda pase por encima de la rueda. Una vez en esta posición, podremos tirar hacia dentro y abrocharlas.

 

Una vez acopladas, al girar y circular, la funda de colocará sola. Lo más importante es sacarlas una vez no haya nieve, ya que podemos destrozarla literalmente contra el asfalto.

 



Compártelo con tus contactos:

Borde inferior

Accesos directos

Logo Applus

Compártelo con tus contactos: