Consejos para invierno

Consejos


Consejos para invierno Consejos para invierno

Durante el invierno son frecuentes las condiciones meteorológicas adversas como la nieve, hielo, niebla, lluvia y viento, que alteran de forma significativa las condiciones en que se desarrolla la circulación, a la vez que generan mayores dificultades a las previstas en el viaje por carretera. Esto provoca en el conductor fatiga visual y un aumento de la tensión nerviosa, que a su vez conlleva una disminución de la atención en la conducción. Todos estos inconvenientes que se nos pueden presentar se superan teniendo siempre presente las dos reglas básicas para la conducción en invierno: la PREVENCIÓN y la PRUDENCIA, que nos permitirán circular por carretera en esta época del año en las mejores condiciones de seguridad vial.


Seguridad vial en invierno = dos reglas básicas = PREVENCIÓN + PRUDENCIA


PREVENCIÓN (antes del viaje)

Antes de salir de viaje en esta época hay que tomar una serie de medidas con vistas a evitar cualquier incidencia previsible en carretera.

  • a) Poner el vehículo a punto por medio de una revisión. En invierno, el vehículo y sus elementos se encuentran sometidos a condiciones ambientales más severas que en el resto del año, por lo que será necesario prepararlo para ello.

    • * Revisar el buen estado mecánico y especialmente comprobar los frenos
    • * Comprobar las escobillas y funcionamiento del limpiaparabrisas y luneta térmica.
    • * Comprobar el alumbrado del vehículo, antiniebla y sus reglajes.
    • * Comprobar los niveles de líquido de frenos y aceite, líquido anticongelante y del limpiaparabrisas.
    • * Limpiar el vehículo, cristales, faros, antiniebla, pilotos, retrovisores y reflexivos para poder ver y ser vistos.
    • * Comprobar la presión, dibujo y ranuras (mínimo 1,6 mm) de los neumáticos para asegurar una buena adherencia a la carretera y evitar el deslizamiento
    • * Llevar los recambios imprescindibles, que son:

      • - Rueda de repuesto a la presión necesaria y herramientas para su colocación, kit de reparación de ruedas, etc.
      • - Juego de luces en perfecto estado y herramientas para su colocación.
      • - Dos triángulos de avería.
      • Además, es muy importante llevar también:
      • - Linterna de emergencia, bayeta antivaho, rasqueta para el hielo.
      • - Cadenas y guantes para su instalación.
  • b) Planificar el viaje. En esta época, las condiciones meteorológicas son muy cambiantes, por lo que es necesario examinar con detenimiento el itinerario más adecuado para cada situación.

    • * Consulte con el Servicio de Información de Tráfico:
      • Internet: www.dgt.es
      • Teléfono: 900.123.505
      • y solicite información sobre el estado de las carreteras que vaya a utilizar, así como posibles itinerarios alternativos en caso de condiciones meteorológicas adversas. Paralelamente se recomienda también, escuchar los boletines informativos que difunde el Servicio de Información de Tráfico por las distintas emisoras de radio en todo el territorio nacional.
    • * Programar el plan de viaje teniendo en cuenta las personas transportadas (niños, personas mayores, etc.), paradas y tiempos de descanso, meteorología e itinerarios.
    • * Llevar el depósito de combustible lleno, ante cualquier situación será de gran ayuda.
    • * Llevar vestimenta confortable para la conducción y ropa de abrigo o manta por si surge una emergencia.


PRUDENCIA (durante el viaje)

Durante la conducción nos puede sorprender cualquier fenómeno meteorológico, por lo que hay que reaccionar y actuar de forma segura.

  • a) Actuar a la velocidad adecuada y guardando la distancia de seguridad establecida. Cualquier incidencia meteorológica afecta a la conducción de 2 formas, que pueden actuar de forma simultánea o individualizada:

    • - Disminuyen la visibilidad.
    • - Disminuyen la adherencia entre el neumático y la calzada.

      Por ello ante la presencia en carretera de nieve, hielo, niebla, lluvia o viento:
      Disminuir la velocidad y aumentar la distancia de seguridad.
  • b) Estar puntualmente informado en carretera. La información puntual nos permitirá tomar decisiones sobre la ruta más idónea y nos evitará inconvenientes.
  • c) Parar fuera de la calzada en situaciones extremas. Cuando debido a una precipitación importante o por causas meteorológicas extremas, la circulación se realice con dificultad y peligro para la seguridad vial, se procederá a detenerse fuera de la carretera en lugar apropiado para ello hasta que las condiciones le permitan reanudar el viaje.
    Comunicar al destinatario el posible alargamiento del tiempo de viaje debido a las condiciones meteorológicas adversas.
  • d) Facilitar la ayuda y el mantenimiento de la carretera. Atención a los vehículos de las fuerzas de vigilancia, de urgencias y de mantenimiento de carretera, que deben poder acceder a cualquier punto de la vía. Por ello, todo conductor que se encuentre con ellos debe facilitar su marcha.


Además de estas dos reglas básicas, será preciso observar una serie de consejos y normas específicas para cada clase de incidencia meteorológica: nieve, hielo, niebla, lluvia y viento que nos pueda afectar en carretera.


Borde inferior

Accesos directos

Logo Applus

Compártelo con tus contactos: